0minutos
Tiempo estimado para el cambio de aceite + filtro
  • Información sobre aceite y filtros

Aceite 10-40 Gulf

Cada tipo de aceite se aplica en función de las características de tu vehículo y de las condiciones de temperatura de tu zona, de un modo muy resumido podemos establecer que el aceite 15/40 es empleado para motores de generación más antigua, el 10/40 se emplea en vehículos de inyección directa tanto para camiones como para coches y el 5/40 es específico para dispositivos equipados con Common-rail con filtro de partículas.

– Densidad 10/40: se recomienda un óptimo de 12.000 y un máximo de 14.000 kilómetros.
– Densidad 15/40: este aceite es apto para soportar entre 10.000 y 12.000 kilómetros.
– Densidad 5/30 y 5/40: Estos aceites gozan de propiedades que permiten alcanzar hasta 20.000 y 22.000 kilómetros, y son específicos para vehículos que disponen de filtro de partículas, dado que cuentan con el componente AC3.

– Densidad 10/40: capaz de resistir en perfecto estado un intervalo 35.000-40.000 kilómetros.
– Densidad 15/40: su durabilidad óptima está en los 10.000 kilómetros, y no se recomienda llevarlo más allá de los 15.000.

Cambio de filtro de aceite en turismos y furgonetas

– Densidades 10/40 y 15/40: Se recomienda el cambio de filtro cada dos cambios de aceite. Es decir, un cambio de aceite dará lugar al cambio de filtro y el siguiente no, y así sucesivamente.
– Densidades 5/30 y 5/40: Cada cambio de aceite habrá de ir acompañado por la sustitución del filtro, tanto en cuanto este tipo de aceites permiten mayor número de kilómetros.

Cambio de filtro de aceite en camiones

– Densidad 10/40: Cada cambio de aceite irá acompañado de cambio de filtro.
– Densidad 15/40: Cada dos cambios de aceite haremos uno de filtro.

No hay que tomar a la ligera estas recomendaciones, puesto que al fin y al cabo un correcto mantenimiento del aceite del vehículo es fundamental. Esto es así porque con el paso de los kilómetros las propiedades iniciales del aceite se van perdiendo, así como la funcionalidad del filtro. De no hacerlo, podemos provocar daños poco recomendables en nuestro vehículo como consecuencia de la corrosión, oxidación, suciedad y desgaste.