0minutos
Tiempo estimado para el cambio de los 4 neumáticos
  • Información sobre neumáticos

Falken-215/55-94W

Lectura del neumático

  1. Ancho del neumático: Medida expresada en milímetros y que identifica la longitud desde la cara exterior a la interior del mismo.
  2. Alto del neumático: Mide la relación en % entre el flanco del neumático y el total de la reuda (contando con el neumático). Así, en el ejemplo, el neumático es el 35% del total de la altura de la rueda (teniendo en cuenta la parte superior más la inferior). El alto tiene mucha repercusión, pudiendo establecerse que cuanto menor es esta medida mayor adherencia tendremos en curvas, si bien la conducción normal será menos ligera.
  3. Estructura interna del neumático: Por lo general esta variable suele estar definida por la letra «R», la cual nos indica que las bandas del cableado interno del neumático tienen una disposición radial. En su defecto podemos encontrar la letra «D», que nos indicaría que las bandas de cableado presentan una dispoción diagonal.
  4. Altura de la llanta: Esta magnitud nos indica la altura de la llanta para la que está fabricado el neumático. Al contrario que el ancho del neumático se mide en pulgadas.
  5. Índice de carga: Corresponde al peso que pueden soportar los neumáticos. Como nota importante, saber que tomando el peso soportado y multiplicándolo por dos debemos obtener al menos el peso total del vehículo.
  6. Índice de velocidad máxima: Mide la certificación de velocidad máxima para la que está preparado el neumático. Ver tabla adjunta de correspondencia entre las letras de codificación y la velócidad en km/h certificada:

Normativa europea neumáticosTodos los neumáticos traen una etiqueta estandarizada que nos explica 3 caractarísticas fundamentales conforme a la normativa europea. A continuación te explicamos como debe leerse esta información.

Superior izquierda de la imagen: Nos indica la fuerza de resistencia del neumático en contacto con la superficie, siendo la letra A la que menor resitencia opone y la G la que mayor. Esta variable nos indicará que a mayor resistencia en la rodadura mayores serán las emisiones de CO2 y por tanto el consumo de combustible. Para que nos hagamos una idea de la diferencia entre la clasificación A y G, se puede establecer una diferencia de 6 litros a lo largo de 1000km, por tanto y teniendo en cuenta que la vida útil de un neumático ronda los 40.000 kilómetros, podemos concluir que el gasto en combustible entre un neumático A y uno G puede difererir en 300€ (valorando el combustible a 1,25€/litros)

Superior derecha de la imagen: Esta variable nos indica la adherencia del neumático en mojado, lo cual es una medida muy a tener en cuenta para la seguridad en caso de frenado de emergencia. Así, los neumáticos clasificados con la A son los que mejores prestaciones de frenado ofrecen, y los G lo que menos. Para que nos hagamos una idea de la diferencia entre la un neumático etiquetado con A y otro etiquetado con G, se puede establecer, circulando a 80km/h, que existe una diferencia de 18 metros de frenado.

Inferior de la imagen: Es una medida de la sonoridad del neumático al rodar. Es importante que instalemos un neumático cuyo etiquetado presente una o dos ondas negras de sonoridad, ya que son los neumáticos que se adaptan a la normativa europea. Una sola onda indicará que el neumático tiene un índice de ruido considerado «silencioso».

La elección del tipo de neumáticos depende principalmente de la condiciones atmosféricas, por lo tanto y teniendo en cuenta que nuestro taller se encuentra en Murcia vamos a poner el foco en lo que nos interesa para nuestra zona.

Existen diversos parámetros que nos van a ayudar a saber cuando debemos cambiar de neumáticos.

En primer lugar hablaremos de lo que dice la normativa al respecto.